23 de octubre de 2007

Lluvia

Llueve sobre mojado. Ayer llovió un manantial. La tierra seca lo agradece. Hoy, llovió un galón. La tierra, aún mojada, lo agradece. Muchas plantas que van a nacer lo necesitan, muchas calles sucias se han lavado, muchas tristezas se han ido, muchos caminos se han esclarecido tras aplacar el polvo con el agua que ha caido del cielo. La lluvia tiene, para mí, un significado asociado con lo más visible de ella y con lo más místico que la rodea. Limpia y lava, aplaca y calma. Es el momento para reflexionar.

Hoy he visto la lluvia caer y, curioso, me ha dado tiempo para reflexionar. Y he visto lo que he cambiado en mi relación con la lluvia. No sé bien en qué momento dejé de considerarla aquel elemento de melancolía que me desataba una ansiedad interna y me movía las emociones, para pasar a ser este elemento de limpieza y contemplación.

Gota a gota empiezo a pintar un nuevo mundo para mí...

5 comentarios:

3rn3st0 dijo...

La lluvia, bendita, refrescante, maravillosa.

Yo la disfruto siempre, es tal vez, uno de los más maravillosos inventos que haya nadie ideado jamás.

De alguna manera la lluvia me hace siempre recordar de dos cosas: Mi infancia y las mujeres.

Tardes llenas de pozos donde bañarse, charcos para saltar y salpicar, chorrerones que caen y donde ducharse es una delicia de travesura. Si, definitivamente la lluvia me recuerda a esa época donde lo único que importaba era que juego vendría después del último.

Saludos mi estimada damisela :-)

Ontokita dijo...

la lluvia es magia de vida, es esperanza que muestra vida. en el tropico es traviesa y fuerte, en el norte es temerorosa y gris...lluvia que palabra más bella

Ulises hijo de Angeles dijo...

Ups, no había visto tu comment sobre Teo. El no es muy musical, el és música :) Es un sueño en colores, no lo viste? La foto es de un año atrás, prometo nuevas pero no tengo buena cámara...

http://odisea.blogspot.com/2006/10/tres-hurras-por-teo.html

Naky Soto dijo...

¡La lluvia es el regalo más sencillo y sabroso que podemos recibir! ¡Lluvias de besos, lluvias de risas, lluvias de colores, lluvias de dedos, lluvias todas! ¡Ah claro, y la lluvia fantástica de agua! ¡casi la olvido!

Un abrazo grande,

Leanro Lucas Manoni. dijo...

Es un buen punto de vista ante una mirada pesimista que adopta el mundo.

Tú imagen de limpieza, es bienvenida!
Voy en busca de las gotas que hoy, están cayendo.

Arbazo.